Cada 22 de enero, la familia salesiana recuerda a uno de los frutos de las Hijas de María Auxiliadora.

El Instituto María Auxiliadora, se unió a la celebración Eucarística en el tercer domingo del tiempo ordinario para recordar a nuestra querida Beata Laura Vicuña en la Catedral de Nuestra Señora Santa Ana, ciudad que acogió a la Hijas de María Auxiliadora hace 77 años. 

Laura Vicuña a sus cortos 10 años ofreció su vida a Dios, en reparación por las ofensas que Dios recibe por parte de los hombres en especial las de su familia. Con ese testimonio de vida muchos santanecos y santanecas ven en Laura Vicuña un ejemplo de santidad juvenil fruto del carisma salesiano en el mundo. 

Al finalizar la eucaristía la feligresía y el grupo de voluntario de VIDES (Volontariato Internazionale Donna Educazione Sviluppo) de dicha casa salesiana, fue bendecida con las reliquias de la Beata pidiendo algunas gracias especiales.