Razón

Es racionalidad… Es guiar al chico con claridad de ideas y de acuerdo a la verdad, indicándole qué debe hacer y recordándoselo con insistencia. Deben comprender las cosas que les pedimos.

Se refiere a la convicción de que hay que confiar en la bondad de los jóvenes; un principio racional: los jóvenes son buenos. Y esto tiene un sustento teológico. Desde otras visiones teológicas se resalta la incidencia del pecado en el hombre y no tanto la bondad de la creación.

Todo joven necesita esta relación de confianza que, en una cultura altamente individualista, se hace muy difícil generar. El diálogo y la motivación, el vivir la cultura como espacio y no como objeto, son ciertamente instancias privilegiadas para favorecer el sentido de la convivencia y de la paz, que comienzan primeramente cuando hay paz en la propia persona y en la familia. En ese sentido, se trata de la razón como racionalidad que evita las formas artificiosas o engañosas de vivir y educar.

IMA-SPS-21