El pasado domingo 20 de agosto se llevó a cabo la celebración del Colegio María Auxiliadora, en San Salvador, El Salvador. 

Para esta maravillosa conmemoración se realizaron varias actividades; comenzando la celebración desde muy tempranas horas de la mañana, cuando padres de familia, alumnado y comunidad salesiana de la zona se reunió en gimnasio del colegio para las indicaciones del día; posteriormente se dio inicio a la “Peregrinación de Gratitud” por los 150 años de caminar junto a María, saliendo del colegio y caminando por el centro de San Salvador hasta llegar a catedral Metropolitana.  

 

 

En recorrido pudimos ver las representaciones del mundo exhibidas por los diferentes grados, donde las niñas y niños mostraban trajes tradicionales y arreglos de cada cultura; los padres y madres acompañaron todo el recorrido cuidando al alumnado, atendiéndolo con agua y manteniendo la barrera de la caminata para que nadie fuera a interferir; fue una intervención maravillosa y se les agradece por su labor y atención.  

Llegamos a Catedral aproximadamente a las 9:00 am, en donde nos esperaba la celebración de la Eucaristía auspiciada por Monseñor Elías Bolaños, un evento conmemorando y agradeciendo la presencia de María en El Salvador desde hace ya 119 años, siendo las casas de San Salvador, La Libertad y Santa Ana, las primeras en recibir el privilegio.  

Han pasado 150 años y el Instituto de las Hija de María Auxiliadora celebra una prolongada y riquísima historia de amor y atención a las y los jóvenes del mundo. Las celebraciones, organizadas en los últimos tres años, debieron enfrentar el difícil contexto de la pandemia del covid-19, pero todo esto constituyó un momento aún más oportuno para recorrer la historia del Instituto y buscar en los propios orígenes y en el propio carisma salesiano la inspiración para afrontar los retos del presente y futuros.  

Es por ello que, como casa Salesiana nos sentimos enormemente agradecidas de poder seguir llevando la obra y amor de nuestros fundadores a las niñas, niños y jóvenes salvadoreños.