BEATIFICACIÓN DE MONSEÑOR ROMERO

El Salvador se viste de fiesta por la Beatificación del Martir Monseñor Romero,  cientos de personas se reunieron para la celebración: autoridades salvadoreñas, cardenales, obispos, sacerdotes, hermanas religiosas y miles de fieles abarrotaron la plaza el Salvador del Mundo para ser parte de esta gran celebración; muchos de los peregrinos venían de otros países.

Entre porras, cantos y júbilo caminaba el pueblo en la madrugada del 23 de mayo, algunos hicieron vigilia allí  y se dirigía al templete donde se realizaría la Beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, primer beato salvadoreño.

Las Hijas de María Auxiliadora, que se encuentran en El Salvador participaron a esta celebración, también vinieron hermanas de Guatemala y  Honduras, y al igual que el pueblo salieron desde muy temprano a participar de este gran evento de Iglesia, unas se colocaron dentro del templete, otras afuera del mismo, felices de ser parte de este gran acontecimiento.

La Eucaristía fue presidida por el Cardenal Angelo Amato, prefecto de la congregación para la Causa de los Santos, quien recordó la gracia que se está pidiendo a Monseñor Romero, que el pueblo salvadoreño viva la unidad, la reconciliación y  la paz.

Un halo solar adornó la celebración, como si el cielo estuviera de fiesta al reconocer un gran santo,  en el evento se develó el cuadro de Monseñor Romero y se presentó la reliquia de la camisa de Monseñor , la que llevaba puesta el día de su martirio, ésta recorrera todo el país. Al finalizar la Eucaristía, los fieles se dirigieron a sus casas con el gozo y la paz de que se cuenta con un santo más en el cielo que intercede por nosotros ante nuestro Señor Jesucristo.

IMG_3171